Las abejas que viven en tres colmenas en un techo secundario de la catedral de Notre Dame en París sobrevivieron al fuego que se inició en la tarde del pasado 15 de abril.

Aunque gran parte del techo se destruyó, las imágenes de los aviones no tripulados muestran un grupo de abejas en una de las gárgolas de la iglesia y las tres colmenas aparentemente al margen de las llamas.

«Recibí una llamada de Andre Finot, el portavoz de Notre Dame, quien dijo que había abejas volando dentro y fuera de las colmenas, lo que significa que aún están vivas», le dijo el apicultor Nicolas Geant a CNN.

Un día después del incendio, la compañía apicultora urbana Beeopic, con sede en París, publicó imágenes tomadas con drones en las redes sociales que muestran las tres colmenas en pie.

Escribieron: «¡Una onza de esperanza! Las fotos tomadas por diferentes drones muestran que las tres colmenas todavía están en su lugar… ¡y visiblemente intactas!». Agregaron una llamada a #saintambroise, patrona de los apicultores.

Las colmenas llegaron por primera vez a la catedral en la primavera de 2013, según explican en el sitio web de la catedral. Fueron colocadas en el techo, sobre la sacristía, que se encuentra justo debajo del famoso rosetón. Hay alrededor de 60,000 abejas en cada colmena.

Geant le dijo a CNN que las colmenas no fueron afectadas por el fuego porque están ubicadas a unos 30 metros debajo del techo principal donde se extendió el fuego. Aunque es posible que quedaran llenas de humo, este no afecta a las abejas como a los humanos, explicó.

Fuente: Mother Nature Network

Categorías: ArtículosBlog

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *